Las Hojas Verdes

Microplásticos en el mar, imperceptibles y muy contaminantes octubre 27, 2014

infoplastico

En Las Hojas Verdes hemos conversado con Nadia Balducci, directora general de L.O.O.P (Life Out Of Plastic) empresa peruana dedicada a generar conciencia sobre la contaminación plástica; quien nos contó sobre la cuarta muestra de Arte Consiente “Microplásticos, consecuencia imperceptible” que desarrolla  del 16 de octubre al 15 de noviembre en la ciudad de Lima. La muestra está ubicada en el Centro Cultural Juan Parra del Riego, (Pedro de Osma 135, Barranco) y se puede visitar de diez de la mañana a ocho de la noche.

Se realizan visitas guiadas gratuitas a grupos de colegios, universidades o empresas que quieran conocer la muestra y saber un poco más sobre la problemática. Además están programadas alrededor de seis actividades nocturnas gratuitas con diferentes organizaciones que tratan el tema del cuidado del medio ambiente para conocer sobre otras iniciativas.

Con esta muestra buscan generar conciencia sobre la problemática de los microplásticos que inundan el mar y afectan a todo el ecosistema marítimo en el mundo.

Las hojas verdes: Nadia, cuéntanos un poco acerca de la muestra de Arte Consciente.

Nadia-BalducciNadia Balducci: Esta es la cuarta muestra de arte de L.O.O.P, siempre lo hacemos sobre la contaminación plástica y este año nos enfocamos sobre los microplásticos que son los plásticos más pequeños que están en el mar.

¿De dónde vienen y dónde los encontramos?

Vienen de plásticos grandes que se rompen por efectos del sol, de las olas, del viento y también de micropartículas de productos de belleza exfoliantes, que al usarlos terminan en el mar. Estas dos fuentes hacen que los microplásticos estén rondando en lo océanos y una vez allí, tienen diferentes consecuencias. Una de ellas es que al ser porosos absorben contaminantes del entorno y lo transportan, porque viajan con la corriente; y la otra es que al ser tan chiquitos, entran fácilmente en la cadena alimenticia del mar y en la mayoría de los casos estos plásticos se acumulan en el sistema digestivo de los peces, quienes no tienen la capacidad de deshacerse de ellos.

¿Hace cuantos años se sabe sobre el problema de los micro plásticos en el mar?

Hasta ahora se está empezando a conocer la cantidad de plástico que llega a los océanos, que es alrededor de 300 millones de toneladas cada año. Sabemos que el 80% de los desechos que están en el mar provienen de tierra, el resto proviene de las embarcaciones. Es un tema que hasta ahora se empieza a descubrir porque no es fácil de percibir debido a su tamaño.

Sin embargo estoy segura que todos nos hemos enfrentado a este problema. Cualquier persona que haya estado en la playa ha visto pedacitos azules o rosados que no son de arena, ni de conchitas. Si bien todos lo hemos visto, recién está empezando a describirse.

La famosa isla de basura en medio del océano, ¿es de microplásticos?   

Estas islas se han formado en la zona donde se juntan las corrientes. Son como unas sopas, que contienen pedazos grandes y pequeños. Se han encontrado cinco de estas islas, la más estudiada es la del Pacífico Norte, debido a que está más cerca de los países interesados en describirla.

Se ha visto que tienen casi el tamaño del Perú y que tienen seis veces más plástico que materia orgánica. Los animales que están ahí tienen seis veces más posibilidades de encontrar plástico que su propio alimento.

Lo que intentamos a través de la muestra es dar a conocer eso, pero también las soluciones. Esta muestra es informativa y a lo largo de todo el año L.O.O.P realiza diferentes campañas donde invita a la gente a tomar acción. Por medio de limpiezas de playa como Hazla por tu playa, blog informativo, las redes sociales, entre otros.

Cuéntanos un poco sobre Hazla por tu playa.

collage HazlaEs una iniciativa que organizamos junto con Conservamos por Naturaleza, lo que buscamos es conseguir líderes a través de toda la costa que quieran organizar una limpieza de playas en su comunidad, pero con un componente educativo importante. No solo queremos que la gente se vaya de la playa feliz porque hizo algo bueno, sino también que se vaya pensando qué puede hacer para que esto se detenga.

Hemos tenido una recepción increíble. Se llama así porque queríamos hacerla por toda la costa, pero en la última edición hemos tenido un punto en la selva, varios puntos en la sierra que han limpiado humedales, lagos y ríos.

Nos hemos dado cuenta con esto que hay muchos peruanos que queremos cambiar, que queremos hacer algo, pero que a veces no encontramos como. Hemos visto mucha respuesta de jóvenes que nos ha motivado. Con Hazla por tu playa, nos dimos cuenta que no solo es una iniciativa de nosotros, sino que hay un montón de personas a lo largo del Perú que quieren hacer cosas para ayudar.

¿Cuándo realizan esta actividad?

Se hace una sola vez al año, el primer fin de semana de marzo, pero ha tenido tan buena respuesta que nos escriben preguntándonos cuándo lo volvemos a hacer y nosotros les decimos, ya tienes toda la información, los materiales, ahora hazlo tú, la idea es empoderar a las personas para que ellos mismos lo puedan hacer.

¿En la próxima actividad de Hazla por tu playa pretenden incluir el tema de los micro plásticos?

Hay una playa en San Bartolo (Lima) que tiende a acumular micro plásticos en la arena y en la orilla del mar, hemos hecho ahí dos o tres limpiezas de playa de micro plásticos con coladores. Recomendamos a la gente también que lo haga en su playa con coladores o sacos donde pueda filtrar el agua. Esto va a permitir generar mucha más conciencia, pues este tipo de material no es reciclable y es más difícil generar una disposición final de ellos.

Microplasticos

Esta muestra es gratuita para todos los visitantes, ¿cómo financian esta actividad?

Este año la Cooperación Belga nos ha auspiciado a través del programa de micro proyectos que tienen y también la Universidad Científica del Sur. Además recibimos el apoyo institucional del Ministerio del Medio Ambiente del Perú y hemos podido inscribir la muestra como una actividad pre COP. Estamos muy  contentas porque al fin los océanos ya se tienen en cuenta en el tema del calentamiento global.

¿Qué opinión te genera la frase “los peruanos viven de espaldas al mar”?

Creo que es cierto, pero cuando necesitamos algo de él volteamos a mirarlo. Por lo menos los de la costa dependemos muchísimo más del mar, por los recursos, por el transporte. También nos brinda el ocio, que a veces no podemos encontrar en una ciudad y si bien vivimos a espaldas, no podemos vivir sin él. No nos estamos dando cuenta de lo que pasa porque no lo miramos, pero si estamos recibiendo lo que nos da porque estamos cerca de él. Es el sistema ecosistémico más grande que tenemos en el planeta.

¿Qué crees que sea importante para animar a la gente a movilizarse por el cuidado del medio ambiente?

Creo que lo importante es buscar una motivación, ser curioso con lo que a uno le interesa. Buscar qué es lo que los motiva para generar acciones. Además no esperar haber estudiado temas relacionados con el medio ambiente para tomar riendas en un asunto medio ambiental, sino desde la perspectiva que se tenga, desde cualquier profesión, siempre es posible relacionarlo promoviendo la conservación, el consumo responsable. No esperar nada de otros, hacerlo por nosotros mismos. Cambiando uno, cambia nuestro alrededor.

L.O.O.P es una empresa peruana con un fin social que promueve el consumo responsable de plástico. Produce productos de botellas plásticas recicladas, confeccionadas en talleres que respetan las normas laborales, sociales y ambientales. Además, ofrece servicios para empresas que quieran implementar sistemas de segregación y con ello financiar campañas sociales para promover el consumo responsable del plástico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cumplimos dos años, gracias por leernos abril 7, 2012

Gracias a todos por cree en este trabajo, a los que se han suscripto, a los que han comentado a las publicaciones, a los que han recomendado a sus amigos y familiares este blog, a los que lo siguen y a los que recien entran a mirar. Este ha sido un esfuerzo con muy buenos resultados, que ha buscado desde sus inicios mostrar que con la acción diaria de cada uno de nosotros podemos mejorar el entorno en el que vivimos, que no es cierto que nada se puede hacer y que el mundo se va a acabar.

Con artículos, noticias, consejos caseros, cursos y eventos, imágenes al natural, días conmemorativos, y cosas raras de la naturaleza, mostramos de manera variada que el mundo en el que vivimos es tan nuestro como de todas las otras especies que lo habitan, por eso y porque dependemos completamente de ellos para sobrevivir es importante estar atentos de lo que pasa a nuestro alrededor.

Celebremos juntos nuestro aniversario, porque esto es de todos y para todos.

 

El agua, lo único realmente más importante que todo lo demás marzo 22, 2012

Hoy 22 de marzo se celebra en todo el planeta tierra, el día mundial del agua. Es una fecha feliz para celebrar, pero también para pensar y actuar.

Sabemos del agua que es el recurso más importante de todos los que la naturaleza nos brinda, con ella podemos comer, hidratarnos, bañarnos, jugar y nadar. Pero no sólo nosotros dependemos de ella, todas las especies de flora y fauna lo hacen también.

Y tu, cuanta agua necesitas? es una nota publicada en el blog, que contiene imágenes inéditas para difundir de manera libre y gratuita acerca del cuidado del agua, pueden hacer clik en el link para poderlas descargar.

No hay que tener miedo, sólo hay que ser concientes, el agua es un recurso vital.

Imagínese usted a 35 grados centigrados sin poder tomar un poco de agua helada que le quitará la sed o piense en ir a correr y volver y no poder bañarse porque sólo lo puede hacer una vez al mes. Imagínese lo peor y vea cuan afortunado es cada día al saberse rico del recurso agua, sépase feliz porque usted no es quien tiene que buscar agua lluvia para labar, puede tomar más de dos litros diarios de agua y no tiene que esperar a la temporada invernal para poder sembrar.

Hoy es un día feliz, celebremos todos porque aún la podemos disfrutar.

 

Mi agüita amarilla, algo de cierto debe tener. marzo 9, 2012

Y llega a un rio, la bebe el pastor, la beben las vaquitas,
riega los campos,
mi agüita amarilla, mi agüita amarilla.
Y baja al mar, juega con los pecesillos, juega con los calamares,
juega con las medusas y con las merluzas
que tu te comes.

moja a las calles, moja a tu padre,


y lo que mas me alegra
es que mi agüita amarilla será un liquido inmundo

Corre y corre, anda por lugares impensables, te moja o te toca? Vaya uno a saber.

 

Documental sobre el Rio Bogotá febrero 13, 2012

Este próximo 16 de febrero en el Museo Nacional Carrera 7 No 28- 66 se estará presentando la premiere del Documental Rio Bogotá, de David Thayer,  en el que además se contará con las palabras del grupo Agenda Rio Bogotá y algunas muestras culturales para apoyar el evento.

La muestra será a las 4 de la tarde y su entrada es libre y gratuita.

 

 

 

 

 

 

Este es el trailer del documental.

 

 

Buenos Aires del alma febrero 2, 2012


Buenos Aires tiene eso tan único que la hace ser esa ciudad que tantos queremos y que muchos disfrutamos, no son sólo aquellos espacios culturales, su arquitectura europea, o su sistema de transporte tan evidente para todos, sino aquellos espacios verdes que se esconden como pequeños lunares en diferentes puntos de la ciudad, lo que me hace reconocerla como una ciudad de sorpresas pensada para ser vivida y disfrutada por sus habitantes.

Si bien esto prodría ser el recuento de cada uno de los lugares verdes que encontramos en la ciudad, esto es más el intento de llevarlos por un camino curveado, con inumerables cantares de aves, colores radiantes y por sobre todo paz y tranquilidad.

Es curioso pensar que una ciudad capital pueda tener espacios de esta magnitud, pero es acá en Buenos Aires, frente al Río de la Plata y en una de las islas del Partido de Tigre que he encontrado estos parajes hermosos dignos de comentar.

Comenzaremos por el Partido del Tigre, ubicado en una de las islas del Delta del Paraná. El delta es una vertiente de un río mayor, en este caso del Rio Paraná que nace en la Provincia de Entre Ríos. Este lugar al que muchos van a visitar por su belleza y sus artesanías, aloja parajes en pequeñas islas sobre el río, que apenas cuentan con los requisitos mínimos de comodidad a los que estamos acostumbrados aquellos que vivimos en las ciudades. Agua para beber, baños, luz y gas para cocinar, no hay internet, no hay señal de celular y cuando hace mucho calor el suministro de luz se corta. Se pueden encontrar pequeñas tiendas de comida y hay una sala de emergencias de primeros auxilios. Llegan lanchas de todo tipo, entre las que se pueden divisar la del mercado, la del transporte de pasajeros y la de los habitantes del sector.

Parado en el muelle lo que se puede divisar es la isla del frente, el río que viene y va, y a los costados el verde de la vegetación. En las noches las estrellas titilan claramente y los animales salen libremente a pasear y en las mañanas el cantar de las aves no se hace esperar.

     

Ubicada en la zona de Puerto Madero, se encuentra la Costanera Sur o Reserva Ecológica, este lugar también Frente al Río de la Plata, es “producto del hombre” si bien es una formación natural, se creó luego de que el relleno con material que se instaló para los negocios inmobiliarios que se querían construir allí, no diera los resultados esperados y por ende quedó abandonado en la decada de los 70, luego de esto se empezó a generar de manera expontánea el resurgimiento del ecosistema típico de la zona y hoy se puede disfrutar de un espacio dentro de la ciudad que alberga aves, mamíferos, bosques de sauses, pastiazales, lagunas, entre otros.

La Reserva Ecológica recibe a cientos de personas diariamentes, algunos van a descansar, otros a caminar o hacer deporte. Es tan acogedor este lugar que sentarse frente al rio o debajo de un árbol para recibir sombra es igual de magnífico y tranquilizador, no importa entonces el que se vean a lo lejos los gigantes edificios, porque al tan solo girar se puede divisar el enorme Rio de la Plata o al cerrar los ojos se puede escuchar el canto de las aves y sentir la brisa del río que corre por el campo.

Es entonces Buenos Aires una ciudad que permite alejarse del bullicio y el escandalo propio de la urbe, con espacios que permiten el contacto con la naturaleza de la manera más simple y concreta, auyentando de si la realidad de la ciudad.

Pero como nada es perfecto es importante mencionar que el agua se encuentra en grave estado de contaminación. El Río de la Plata y en general el Delta, recibe millones de descargas de fluidos contaminados. Por su parte Puerto Madero, con sus grandes construcciones y elevada población, envían al río sus residuos cloacales generando allí gran contaminación y erradicando la posibilidad de beber de esta agua o simplemente nadar.

 

Entre el frío del glaciar y el calor de su alma octubre 26, 2011

“Me conmueve, me ablanda, es tan perfecto; siempre uno pensando en la superioridad, nosotros creamos cosas bonitas pero, algo tan inmenso y tan lindo, tan perfecto y no es fruto de nosotros… te conmueve, como que te reaviva para decir que lindo que es el mundo, es tan lindo este mundo, es maravilloso”

Cuando se es sensible, cuando te conmueves y te dejas doblegar por la inmensidad de la naturaleza, aún el frío más intenso que te toca los huesos, no se siente tan crudo, pues hace más el calor intenso de tu alma y las sensaciones que te produce; que la temperatura del exterior emanada por un gigante del hielo, no es nada comparada con todas las sensaciones que te produce.

Este es un viaje al Sur de América, al corazón del agua dulce, es un viaje que daremos de la mano de Sandra Torres, una joven colombiana, chiquita, de anteojos que con sus historias nos hará sentir la infinidad del cielo, la inmensidad de las montañas y nos hará escuchar el correr del agua por entre los glaciares.

Empieza el viaje

En la noche del sábado me embarqué en un colectivo que me iba a llevar al Puerto San Julian, punto de partida para conocer el sur; luego de dos días y medio de viaje por la ruta 40, que cruza de norte a sur la Argentina, me encontré con un pueblo chico de casas  estilo chalet suizo, de madera y pequeñas. No hay gente en la calle caminando debido al frio, a las largas distancias entre una y otra cosa y al viento torrencial característico de la temporada primaveral.

San Julian, es un pueblo muy tranquilo a la orilla del mar, el cielo te da la sensación de infinidad y una visión panorámica, ves como se une el cielo con el mar, es un mar color  azul verdoso. Sobre la playa hay piedras, no hay arena, el viento te acompaña en tu caminar y te sientes como atrapado por la infinidad del cielo. Ves un sinfín de parejas de cauquén, un ave casi del tamaño de una gallina, que anda siempre acompañada.

Fue sólo una noche en Puerto San Julian, de allí partimos a las siete de la mañana  rumbo a Rio Gallegos punto de partida para conocer los glaciares, ese lugar que alberga gigantescas formaciones de hielo de agua dulce y pura, ubicado en el parque Nacional Los Glaciares en la República Argentina.

Río Gallegos es un pueblo con vías destapadas o terrípios como le dicen allá, las casas no son tan lindas como las otras que había visto, todo es igual de desolado, pero además es feo y mucho más frio. El punto, es que es necesario pasar por allí para ir al Calafate y son entre tres y cuatro horas de viaje en automóvil. Entre Río Gallegos y el Calafate, vi la misma vegetación, pero fue tan emocionante el conocer la nieve, hice angelitos como en las películas.

En el viaje tuve la suerte de estar acompañada por dos amigos geólogos que me explicaron cómo las formaciones montañosas que se pueden ver en el camino, son marcas dejadas por el glaciar hace millones de años en la era del hielo, pues este va arrancando todo a su paso y va dejando marcas y pequeñas montañitas en el camino de dos metros diarios que realiza.

Estas formaciones montañosas creadas por el glaciar son gigantescas en extensión, todo el camino por la carretera se van viendo precipicios en los que seguro ocurren accidentes, al final del camino un auto había caído justo al hueco, no sé hace cuantos años.

En el Calafate hay flamencos y patos en el lago. La pata con sus cinco paticos, yo pensaba que eso era de caricatura, pero es así, que lindo, mis amigos me cuentan que el lago se está secando.

Llegamos al Parque Nacional los Glaciares , en la entrada te cobran $40 con DNI y  $15 si eres estudiante, a los extranjeros sin DNI les cobran $80 aproximadamente. El parque tiene una extensión de 724.000 km2, de los cuales 2.600 km2, es decir un 30% del parque, está ocupado por hielo.  En él está ubicado el Perito Moreno, el Upsala, Fitz Roy, entre otros glaciares ubicados en los lagos Argentino, Viedma, Roca y demás.

Ese día llegamos y no entramos a ver al Perito Moreno, pues se hacía de noche, la visita es sólo hasta las seis de la tarde, decidimos pasar la noche en el Calafate, así que de vuelta al pueblo. Mis compañeros de viaje decidieron pedirse un cordero patagónico en la parrilla a la que entramos, a mi realmente el ver ese animalito tan tierno e indefenso a la entrada del restaurante me inhibió el deseo de comerlo, así que terminé pidiendo pasta, mientras todos saboreaban ese pequeño corderito que habíamos visto vivo en la puerta de entrada.

A la mañana siguiente recorrimos de nuevo el camino para ver al Perito Moreno, hay diferentes maneras en que te ofrecen para verlo, puedes pasar en bote junto a él, puedes caminarle encima, puedes verlo desde una pasarela ubicada justo al frente, entre otras opciones, nosotros elegimos verlo de cerca.

Justo dentro del bote fueron 30 minutos maravillosos en lo que junto al hielo inmenso del Perito Moreno, titiritaba de frio, tanta masa de agua congelada y tan cerca, emana un frío que se te cuela por los huesos, pero más allá del frío que lo puedes controlar con un abrigo, la inmensidad del glaciar, el sonido que produce te logra sacar del espacio temporalmente, te conmueve tanta belleza, te doblega.

Al Perito Moreno, no logras verle el final, es tan grande en extensión y tamaño que desde donde estaba ubicada nunca pude ver dónde termina. Este glaciar, que tiene expuesto sólo el 20% de su tamaño llega a medir aproximadamente 60mts desde que sale a la superficie, el 80% restante está bajo el agua. El hielo lo ves azul todo el tiempo, luego agarras un pedazo y lo ves transparente, es un juego mental impresionante.

El agua del glaciar es absolutamente pura, tiene un sabor muy diferente al agua que uno está acostumbrado a beber, nosotros comimos un pedazo de hielo y es el agua más rica y agradable que he probado en mi vida.

Estar en el glaciar ha sido una de las experiencias más hermosas de mi vida. Salimos de él a la hora del cierre, esa noche volvimos al Calafate de nuevo a pasar la noche, pero como era tan caro el hotel, decidimos pasarla en el auto. A la mañana siguiente fuimos a caminar por el Fitz Roy y fue allí cuando vi por primera vez un Condor de los Andes, que ave tan gigante y majestuosa, cuando abre sus alas parece que tuviera dedos en las puntas.

Allí lo más lindo fue poder disfrutar del silencio, sentir nada, mucho silencio, tan tranquilo, pasamos horas sin decir una palabra, allí pensé en la diferencia con la ciudad, en cómo vivimos de denso en la urbe y disfruté entonces mucho más la maravilla del silencio.

Esa tarde fue el regreso, fueron cinco días en los que ayudé a mi alma a purificarse.

Pueden ser miles los destinos, pero de lo conectado que se esté con el entorno, de la comprensión que se tenga de cuan inmenso es el mundo, de cuan pequeños somos nosotros y  cuanto dependemos de todo lo que nos rodea, nuestro viaje podrá ser igual o más maravilloso que este que nos ha brindado Sandra.

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 66 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: